viernes, 27 de mayo de 2011

TRABAJO Y REVOLUCIÓN

                                                                                    Despedido. Bueno, dicho de otra manera, Despedido. O dicho de otra manera, periodo de prueba no superado. Las excusa: Necesitan a alguien que, además de saber idiomas, lo sepa hacer todo bien desde el principio, que se pueda dejar solo a cargo de las mesas, sepa idiomas y curre 50 horas semanales por poco mas de mil cien euros al mes. Y, sinceramente, ni me dejaron probar de llevar unas mesas solo. Lo he hecho otras veces, y he sido perfectamente capaz. Pero bueno, vale. No estoy enfadado, ni triste, ni preocupado. Al contrario, creo que estoy hasta contento. Me han quitado un peso de encima, ya que no sé yo cuanto tiempo hubiera sido capaz de aguantar trabajando en pleno centro neurálgico del capitalismo. Allí dónde es habitual ver a alguien con un jersey rosa atado alrededor del cuello. Allí dónde los comensales hablan de clientes, inversiones, beneficios y proveedores. Una vez escuche a alguien hablar del Barça, y pensé "por fin una conversación normal" , a pesar de lo poco que me gusta el fútbol. Iluso de mí. Tras escuchar un poco atentamente, comprobé que estaban discutiendo cuanta presión y dificultades podría acarrear ser los propietarios de un equipo como ése. Igual si me quedaba allí mucho mas tiempo acababa envenenando a alguien, como me propuso un muy amigo mío.
  Lo que más me duele es comprobar como, para algunos compañeros, el hecho de que me echen, es algo parecido a una tragedia, o una putada o algo así. Ellos se sienten afortunados de tener un trabajo en el que no te pagan las horas extras ni las nocturnas. Al menos es un trabajo, dicen. Se sienten afortunados porque no ven otra opción. Por algo está Plaza Cataluna ocupada. Incluso la licenciada en arquitectura que curra en el restaurante se siente afortunada por tener ese trabajo. Y yo pienso en mi madre y cuanto agradezco no haberle hecho caso cuando me decía que debería estudiar arquitectura porque se me daba bien el dibujo. Yo decidí estudiar cómic, y hemos acabado los dos en el mismo sitio. Aunque bueno, yo ya me voy.
  Salgo del restaurante sin pena ni gloria y bajo el Paseo de Gracia. Paso por enfrente de los escaparates cerrados de Nike, Macson, Lacoste, Mango, y otras grandes marcas. Y me alivia pensar que mañana por la mañana no tendré que ver este panorama lleno de compradores compulsivos. Llego a "Plaça Catalunya" y me alegra ver que la "#spanishrevolution", nacida en Madrid y gestada en la web, sigue en plena ebullición. La gente hace ejercicios democráticos y debaten sobre los puntos que se van a llevar a petición al Estado. Un ejercicio realmente democrático. El pueblo, por fin, implicado en política. La gente ha dejado de tener miedo a decir lo que piensa, y eso es muy importante. Por cierto, no quiero escribir sobre la revolución sin subrayar el hecho de que se les da comida gratuitamente a todos los que la piden, incluido los mendigos, no te piden unión a la revolución a cambio de comida, ni nada por el estilo, y que un movimiento así, espontáneo y sin presupuesto, haga esto, cuando el gobierno, con todo su dinero no lo hace, creo que es muy representativo de lo que está ocurriendo. No tengo mucha fe en los resultados que se puedan obtener, pero tras la decepción electoral teñida de azul, es lo único que nos queda, es mi clavo ardiendo al que me pienso agarrar y apoyar mientras dure. Tanto en el lugar como en las redes sociales, dónde se televisa la revolución, que quien dijo que nunca sería así no tuvo en cuenta la libertad de Internet. 

13 comentarios:

  1. estoy cansada de que se vea el trabajo como un privilegio, y la gente que lo tiene, siente la necesidad de dar gracias e incluso lo pasan mal cuando hablan de trabajo delante de quien no lo tiene. Trabajar es un derecho no un privilegio...a ver cuando nos vamos enterando... uff este tema me enerva...

    bicos

    ResponderEliminar
  2. Para mí, trabajar es una putada.

    ResponderEliminar
  3. jajaja, bueno depende para quien, a mi me gusta, pero trabajar en lo que me gusta, no trabajar por dinero...

    estabas allí en el desalojo? cual es tu versión? es que estoy viendo al consejero de interior de la generalitat y estoy flipando con lo que dice.

    De todas formas, yo si estuviera acampada allí, me iría por que si mañana gana el barça se puede montar gorda no?

    ResponderEliminar
  4. El tema del curro, es que últimamente se aprovechan mucho de la cantidad de gente dispuesta a trabajar por dos duros y explotan mucho. Por eso me parece una putada. Casi prefiero estar en paro y vivir arrastrando. El día que me falte comida empezaré a robar, es mas digno que según que trabajos en los que se trata a las personas como a animales.

    En la plaza, se puede montar la gorda si la policía lo quiere. Como esta mañana. Allí no estaba pasando nada y han cargado a piñón. Mi versión es que la policía se ha divertido pegando a los manifestantes y no me creo ni para atrás que haya policías heridos. No he visto a nadie pegándole a un poli ni nadie me ha podido decir que haya visto a nadie pegandole a un poli. Solo uno una pequeña patada por la espalda, en la que llevan un chaleco de varios centímetros de grosor, y lo ha hecho porque sus amigos estaban siendo literalmente apaleados con porra. Mi versión es un ataque gratuito y totalmente injustificado, y lo de que mañana se pueda liar, pues no veo porque se va a liar mas que otros años. Igual sino que hagan un cordón policial, que bien que hoy lo han hecho para que no entren otros manifestantes en la plaza, por qué no quieren hacerlo mañana para que no entren cules en la plaza?
    Cada día estoy un poco más indignado y con ganas de cambiar de país. Y luego están los incendios, en mi tierra natal, pero esa ya es toda otra historia llena de negligencias presupuestarias. Que multiplica mi malestar.

    ResponderEliminar
  5. totalmente de acuerdo, en que podían hacer un cordón policial mañana, por que yo viví en barcelona y celebré alguna victoria del barça y llegué a pasar miedoooo, se que no son todos, pero los pocos que son, la montan bien gorda. de todas formas yo no sé en barna, pero en sevilla la acampada ya se está desvirtuando, y yo soy de las que piensa que hay que irse y abrir otros frentes... gracias por la información de la concentración, ya lo sabía, pero no puedo ir, tengo que entregar un trabajo en un par de horas y ya vés a que me dedico jeje...

    animossssss

    ResponderEliminar
  6. Pues un exitazo, plaza catulunya petada, las calles cortadas por la afluencia de gente, hasta rambla, la revolución se ha reavivado. Gracias por los porrazos, mossos.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo confío en que este movimiento llegará a triunfar. No será un triunfo rápido ni fácil, pues debe consolidarse y expandirse para continuar presionando al Poder con más movilizaciones pacíficas y una futura desobediencia civil. Es nuestro único futuro y hay que luchar por él, porque no existe otro.
    Me alegro de volver a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. amigo mio, la putada no es trabajar o que no le dejen a uno trabajar. La putada, es que los que ofrecen trabajo se sientan mejores que nosotros, "los no superadores de periodos de prueba". ME solidarizo contigo y con tu plaza, ya que yo llevo un tiempito en la de sol (no por trabajo o su falta, sino porque a veces, hay que hacer, lo que hay que hacer).
    Por cierto, como un gran inculto que soy, me gusta mas el comic que la arquitectura, a si que dile a tu madre de mi parte, que hiciste muy bien en no cumplir sus sabios consejos.

    Un abrazo fuerte para ti, para tus letras, para los acampados compañeros de plaza Cataluña y para sendas colas del INEM.
    Falsario.
    www.falsario.org

    ResponderEliminar
  9. Gracias, a los dos. Yo también lo apoyo, y, después del viernes tarde y su masiva concentración gané un poco de fé en el movimiento, aunque siempre he sido de poca fé. Pero lo apoyo desde el principio, e intento apoyarlo cada día un poco mas, porque como Carlos Galeon dice, no existe otro. Falsario, en mi opinión, la putada realmente es que sea tan difícil trabajar de lo que a uno le gusta. Por no hablar de de las jornadas demasiado largas, porque ese mismo trabajo, 6 horas al día lo hubiera aguantado perfectamente, pero 10 es abusar de las personas y la necesidad que abunda hoy en día en nuestro país. Pero esperemos que la revolución pueda solucionar esto.
    Un abrazo para todos. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Des de la estepa lleidetana, cuatro gatos nos aferramos a los sueños y no vamos a parar hasta saber que, al menos, hemos hecho todo lo que hemso podido. ¡¡¡¡¡DESPERTAD, CONCIENCIAS!!!

    ResponderEliminar
  11. y para mi currar es una putada, nada como la libertad

    ResponderEliminar
  12. A mí me gusta mi trabajo, de echo adoro mi profesión, soy docente de secundaria... y trabajo para la pública en Cataluña.

    Actualmente soy una simple substituta interina, juegan con nuestra situación inestable y bajo el más mínimo error administrativo desapareces de sus listas. Para el próximo curso los propósitos son disminuir el número de profesores y por lo tanto, algunos substitutos e interinos que llevamos ya 5 años sufriendo esta situación inestable vemos como desesperadamente estamos destinados a ser números para engrosar los datos del paro.
    La propia administración en ocasiones produce un estrés importante.

    Y eso no sólo me repercute a mí, a mi salud, y a mi economía, sino que repercute en la educación y en el futuro... menos profesores significa profesores con más alumnos y por lo tanto... nuestro futuro está siendo fusilado una vez más.

    Apoyo el movimiento 15M y desde mi celda de opositora intento participar en todo lo que puedo.

    ResponderEliminar
  13. Mucha suerrte con ello, pero es que realmente sobran los motivos para la accion del 15m. Si adoras tu profesion es normale que no sientas que el trabajo es una putada, pero es que tanto yo como gabriela nos vemos obligados a trabajar a menudo de cosas que no nos gustan porque de nuestra profesion es casi imposible encontrar trabajo. Y de los que no nos gustan, incluso nos es muy dificil. Entonces se convierte en una putada. Por no hablar del sentimiento de estar colaborando con el enriquecimiento del estado, que para que luego nos robe no quiero darles ni un duro mas. Por una democracia real ya, por un gobierno decente, PAZ Y REVOLUCION

    ResponderEliminar